¡Vamos a liarla parda!

En días como estos, hay que animarse, liarse la manta a la cabeza y buscar el buen tiempo dentro de uno mismo, porque lo que es fuera…la cosa está gris gris…Pero ¡no pasa nada! siempre hay un motivo para liarla parda o hacer un plan apetecible que nos haga olvidar este invierno que se aproxima…

Puede uno por ejemplo, preparar una comidita rica casera y para hacerlo con más alegría decorar la cocina.

Creo que ya os he hablado alguna vez de la empresa Mr. Wonderful por la que siento un amor-odio inevitable…odio por haber intentado contactar con ellos en más de una ocasión sin recibir respuesta alguna (odio que me ignoren…) y amor porque he de reconocer que todo lo que venden me encanta a unos niveles superiores a lo normal…

Para mi boda compré las chapas y espejitos que venden para este tipo de eventos y que causaron sensación…

Aunque su producto estrella son las tazas para el desayuno, simplemente geniales:

Bueno, pues volviendo al tema inicial, (y no me enrollo más que parece que voy a heredar Mr. Wonderful a pesar de mi “cabreo”….) estas tazas vienen embaladas en unas cajitas que he reciclado para decorar mi cocina con plantas tomateras, y así, darle un poco de alegría a este viernes festivo en Madrid y que mi marido me prepare un risotto de los que quitan el hipo, con este paisaje:

;

;

No me digáis que no dan ganas de hasta irse al gimnasio…

Bueno, quizá no tanto…pero esta tarde no estaría de más unos “gin tonics”…. y mañana, será otro día….

Un pensamiento en “¡Vamos a liarla parda!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *