Cerrando el chiringuito

No seré yo la que diga que esto de casarse y formar una familia está sobrevalorado. Que la estabilidad y la rutina también tienen su punto. Eso, y dormir todas las noches acompañada de la persona que quieres.

Pero oye, que lo de ser solteros, tampoco está tan mal. Y es que pasados los 30 llegamos a una edad en la que si no te casas y sobre todo si no compartes tu día a día con un churri las preguntas incómodas se hacen cada vez más repetitivas. Que si cuándo vas a presentarnos a un novi@, que si no tienes ni un amig@ especial, que si no te gustaría conocer su amig@ fulanit@ que también está solter@….bla, bla, bla. Qué pesados.

Porque vamos a ver ¿por qué nadie se plantea que a lo mejor lo que yo quiero es estar solter@? Que conmigo me basto y me sobro y que no me apetece pelearme con nadie por la mañana por entrar en el baño?

Y es que estar solter@ mola. Claro que mola. Y ser el amigo que siempre está dispuesto a tomarse algo, y liarse hasta el día siguiente, sin reparos. Ser el que sigue sabiendo cuáles son los garitos de moda. El tío de los hijos de todos tus amigos, el comodín para cuadrar las mesas en las bodas, y el que la sigue liando parda los fines de semana.

Pues para todos ellos, y en su honor, Oh my Kit! ha creado el kit de supervivencia para el soltero de oro. Con todo lo necesario para sobrevivir a esa gran noche: Dos chapas con mensajes que lo dejan muy claro, un kit anti resaca completo para después de liarla parda, y un bote de gominolas conquistadoras por si cambiamos de opinión en el último momento.

 

 

¡Y no solo para ellos! Porque tenemos también la versión para chica, o para solteras de oro

¿Estás pensado en alguien en concreto?¿A qué esperas para regalárselo?

En tu boda, por su cumpleaños, como regalo del amigo invisible, en Navidad…Porque estar casado mola pero los solteros de oro son los dueños del chiringuito.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *