Cerrando el chiringuito

No seré yo la que diga que esto de casarse y formar una familia está sobrevalorado. Que la estabilidad y la rutina también tienen su punto. Eso, y dormir todas las noches acompañada de la persona que quieres. Pero oye, … Sigue leyendo

El momento ramo

“Personalmente – dice mi marido- creo que es el momento más ridículo para el novio. Tu reciente mujer disfrutando el momento con sus amigas y tu detrás de ellas con cara de panoli”.

22ee6f4505744aaba9b0ca09c50826b0

Bueno, hay opiniones para todo, pero para mi es el momento estrella de la boda, ya se mediante entrega directa o “lanzamiento” (para gustos los colores). Me encanta cuando las amigas solteras y casaderas miran  “ansiosas” a la novia que se acerca ramo en mano y música en el aire”.

Y es como dice un amigo mío, para qué negarlo, muchas de nosotras hemos tenido (y algunas aún lo tienen…) el traje de novia en el maletero.

Aún así, a pesar de que no deja de ser un momento que dejar entrever claramente el “¿seré yo, será para mi?¨ no lo puedo evitar, a mi me chifla el momento ramo.

135

De @casildasecasa

lanzar ramo novia

-1402

Pero si es cierto que hay que darle una vuelta a ese momento, que a veces puede quedar un tanto soso, rancio, si no se hace con naturalidad y alegría por doquier.  Y qué mejor que entregar el ramo (o el trozo asignado) con algo que lance un mensaje directo…

taza para los proximos

¿Qué os parece? Decidme que no es buena idea…

PVP taza ” de una boda sale otra”: 15 euros + gastos de envío

Para más información hola@ohmykit.com

HOY ESTOY CAÑÓN

HOY ESTOY CAÑÓN

Porque sí, porque yo lo valgo, porque hoy es lunes pero para mi como si fuese viernes. Porque hoy voy a salir a comerme el mundo y nadie me va a detener. Porque paso de él, porque no pienso sufrir … Sigue leyendo

En realidad necesito una copa

Venga no mientas, que tú también has pensado eso muchas veces.

Yo recuerdo unas cuantas.

Por ejemplo, cuando estaba en 5º de carrera, estudiando el tocho de Mercantil II. El día anterior al examen lo pensé unas tres mil veces.

El día que después de una noche de juernes llegué casi de empalmada a trabajar y pedí un café en la máquina de la ofi, ese día dije “¿café para qué?” si en realidad lo que me vendría bien es otro gin tonic.

O cuando quedé con alquel tío que me volvía loca y que sabía que me iba a dejar allí mismo, en aquella cafetería triste. Ese día cuando el camarero me preguntó qué quería yo dije: “una coca cola light por favor”, pero,  ya sabéis lo que estaba pensado ¿no?

Exacto.

En realidad lo que necesitaba en aquel momento era una copa. Si volviese atrás le iba a pedir al barman una Hendricks por lo menos, y encima decirle al tio buenorro de enfrente: “Es que quiero celebrar que me vas a dar la patada porque el hombre de mi vida está por venir”. Pero entonces yo eso no lo sabría  claro, y además era una idiota enamorada, y mucho más simple, así que pedí una coca cola.

También recuerdo muchas ganas de un copazo con la preparación de mi boda, cambiando invitados de mesa en el último momento, aguantando a tu madre, a tu suegra, al “gracioso” de tu cuñado opinando de todo, el del catering que no llega, las flores, el traje, la música, el fotógrafo…aaarrrggggggggggg!!!! ¡qué se calle todo el mundo y que alguien me traiga un ron-cola!!

Pero desde luego el que gana por goleada, el que se lleva la palma, el momento de los momentos #enrealidadnecesitounacopa es sin duda el momento post parto. Con 754 personas metidas en esa habitación minúscula, tu encontrádote como el c….eso, el bebé llorando, el “dale el pecho así, no se lo des así, haz esto, no hagas esto, haz lo otro…”, los puntos, la enfermera que te regaña, el sueño, la incertidumbre, el miedo a no hacerlo bien….y otra visita, y otra, y allí no para de entrar gente….

Si quiero tener un segundo hijo, es entre otras cosas para mandar a la mierda a todo el mundo con conociento de causa, decir “voy a hacer lo que me de la gana y punto” y para autorregalarme la nueva versión del Kit para mamás ibéricas, con #tazaborracha de @Luciabe incluída.

Mientas tanto tu que quieres ¿café o whisky?

 kit mamas ibericas con taza

kit con taza

taza kit mamas ibericas oh my kit

kit con jamon

Encarga tu kit  a través de hola@ohmykit.com por 32 euros+ gastos de envío

CUANDO CUMPLES 30 ( Y TIENES UN HIJO) – SEGUNDA PARTE

Cuando cumples 30 (y tienes un hijo) no te cambia sólo la vida, te cambia la forma de pensar.

Los gin tónics te apetecen más que nada en el mundo, saldrías de fiesta hasta las 7 de la mañana cada fín de semana, y hasta te irías a desayunar cuando tu eres de las que no te entra nada por las mañanas.

kit gin

Cuando cumples 30 ( y tienes un hijo) te entra un complejo de persona pereza total.

Tú solo piensas en purés, cacas y percentiles, y no quieres hablar de eso, pero no lo puedes evitar. Cada vez que sale el tema te vienes arriba y solamente te sientes comprendida por las otras madres que te dan daban la misma pereza que tú a ti misma.

mamas-atraen-L-xoqcV4

Cuando cumples 30 (y tienes un hijo pero tus amigas no)  te sientes una marciana cuando quedáis a cenar.

No puedes seguir la conversaciones y piensas “¿será verdad que después del embarazo he perdido neuronas?” Y sólo deseas que una de ellas, aunque sea una, se quede embarazada ¡y de gemelos! Para que vea lo que es bueno.

5f42736ee2fe894b5d455bb572921e6d

Cuando cumples 30 (y tienes un hijo) –y empieza septiembre y su #operaciónmehepuestocomoelkikoesteveranoytengoqueadelgazar se produce un cataclismo.

Y te encuentras a ti misma, (de repente y sin saber cómo ha podido pasar esto) apuntándote a Pilates con las otras madres de tu urbanización, en lugar de inscribirte en el #gymdemoda (donde según me cuenta mi amiga Anamery, hasta se liga) como hubieses hecho con 29.

pilates

Cuando cumples 30 (y tienes un hijo) lo de actualizar el blog, y dormir del tirón se convierte en algo del pasado.

Y de repente, durante el día, así sin más, te encuentras durmiendo en cualquier parte (o con muchas ganas de ello).

dormir

Pero, no pasa nada, porque lo más importante de todo es que cuando cumples 30 (y tienes un hijo) te vuelves a enamorar.

  Y es mucho mejor que el primer amor, que el amor a primera vista, y que todo lo que hayas conocido hasta entonces.

mama e hija

Cuando cumples 30

Cuando cumples 30 te da igual que llueva un viernes, te parece hasta bonito, y solo piensas en mantas y sofás. Cuando cumples 30 te cuesta más subir las escaleras y empiezas a pensar que el deporte está sobrevalorado, por … Sigue leyendo